Somos centro residencial especializado en la asistencia y cuidado de personas adultas con discapacidad intelectual y alto nivel de dependencia. Funcionamos como entidad sin ánimo de lucro.

Prestamos servicio residencial ininterrumpido las 24 horas del día los 365 días del año

Nuestra mirada y nuestra forma de hacer nacen y se nutren del pensamiento y la obra de san Luis Orione. Su carisma da sentido e impregna toda nuestra actividad. Inspira una forma distinta de mirar a la persona y de entender la discapacidad intelectual y el apoyo.

Se trata de situar a la persona en el centro, de reconocer y respetar su dignidad y su singularidad. De cuidar el entorno que conoce, desde el convencimiento de que cualquier persona en el ambiente idóneo y con los apoyos adecuados, es capaz de mejorar su calidad de vida a través del desarrollo de su potencial. En este principio reside la importancia de ser un hogar alegre en el que cabemos todos, en el que se escucha, se atiende y se cuida con cariño a cada persona, y  también la necesidad de transmitirlo a la sociedad.

El equipo, un amplio grupo de profesionales en continua formación, procuramos la excelencia en el servicio sumando esfuerzos en la misma dirección. El hogar se construye entre todos: trabajadores, sacerdotes, familias, colaboradores, mecenas, voluntarios, amigos. Y entre todos hemos conseguido prestar el servicio en unas instalaciones que innovamos y adecuamos en la medida de nuestras posibilidades.

Trabajamos por la persona, en la defensa de su desarrollo individual, por su familia, por la ecología humana y en el respeto al medio ambiente. Apostamos por la transparencia en la gestión de nuestra entidad.

TOP