Somos una institución sin ánimo de lucro.

El Hogar Don Orione lo componemos fundamentalmente personas, mayores de edad, con discapacidad intelectual, necesitadas de apoyos extensos y generalizados.

Junto a nosotros, trabajan un amplio número de profesionales en la búsqueda de la mejora de nuestra calidad de vida. Calidad de vida, en la que los familiares, voluntarios, amigos y colaboradores desempeñan un papel importante a través del fomento de las relaciones interpersonales.

Orientan sus esfuerzos a las personas que tenemos mayores necesidades, esto es las que tenemos dependencia de una tercera persona durante las 24 horas del día o aquellas que para más de tres actividades de la vida diaria requerimos de una persona de apoyo.

Quienes convocan, dirigen y animan esta tarea son los religiosos orionistas, titulares del  Hogar Don Orione. Religiosos que pertenecen a la Congregación “Pequeña Obra de la Divina Providencia”, fundada por el sacerdote italiano Luis Orione (1872-1940). De este modo la Congregación quiere colaborar con la sociedad, desde la sencillez y la alegría en la construcción de un mundo mejor, ofreciendo un servicio de calidad allí donde haya una necesidad.